El alcalde se querella

_DSC3860El alcalde recurre a la justicia en la que no cree contra el portavoz de Izquierda Unida por lo que no le dejó terminar de decir. Así ha escrito José Jover una nueva página más de su disparate como responsable del gobierno municipal.

Y es que a pesar de que, como escribió públicamente, es de los que ante un hecho que considera ‘denunciable’ prefiere tomarse la justicia por su mano porque “en este país últimamente sale gratis mentir”, le ha presentado una querella a Juan Miguel Belmonte por unas declaraciones en pleno en las que el portavoz de Izquierda Unida había empezado a comparar el uso “opaco” que hace el alcalde de la tarjeta Visa municipal con las opacas tarjetas de los consejeros de Bankia. Y escribo ‘había empezado’ porque rápidamente el alcalde le cortó el micrófono, abusando por enésima vez de su poder: “Bajo ningún concepto le consiento que haga ese tipo de parangón porque me parece una vergüenza, una impertinencia que no le voy a consentir y además le retiro el uso de la palabra, ha terminado usted de hablar por hacer esta comparación indebida”.

¿Y qué le dio tiempo a decir al portavoz de IU? Pues esto: “Hemos asistido en los últimos días al escándalo del uso de tarjetas Visa de los consejeros de Bankia, supuestamente para un uso correspondiente al ejercicio de sus funciones, cuando lo que se dispone simplemente de los comprobantes de pago sin ninguna justificación de la necesidad del gasto, y ahí está en los tribunales. Bien, aquí hay un uso de la Visa por parte del alcalde que es bastante equiparable. Se suele gastar, fundamentalmente en cuestiones de restauración, más de mil euros al mes sin que presente ninguna justificación de su necesidad; simplemente tenemos el ticket correspondiente del restaurante, y no dice para qué, ni con quién… Realmente funcionan prácticamente como las tarjetas de Bankia. Por ello este grupo ruega…”. Y hasta ahí. Por lo visto suficiente para que el alcalde decidiera querellarse. Pero lo que llama la atención de este episodio no es ya que haya decidido recurrir a la justicia quien no cree en ella (no es extraño cuando casi siempre falla en contra de sus intereses), sino su zafio comportamiento, tan grosero como significativo de su escaso espíritu democrático.

Porque si el alcalde fuera un demócrata convencido le hubiera dejado terminar su exposición (en la que según explica IU en nota de prensa se le quería decir que “si no justificaba debidamente esos gastos se le deberían imputar como ingresos a efectos fiscales”) y decidir entonces querellarse, aunque no deja de abundar en el mismo sentido que lo haga por algo que se le dice durante una intervención en pleno. Pero no, le cortó el micrófono y dijo aquello que tan bien le define de “no le consiento”, enredándose en una discusión posterior en la que soltó cosas como que “si usted se cree que por pertenecer a un partido de izquierdas puede permitirse el lujo de decir lo que le dé la gana… pues no le consiento que haga ese tipo de comparación, que me parece una vergüenza y no se lo admito como alcalde de este municipio”, o “usted  está haciendo un parangón impresentable, de mal gusto, que no se lo puedo tolerar ni aceptar”, o aun un más expeditivo “no le dejo que termine, lo que le dejo es que se calle”. Incluso amenazó con lo que luego ha hecho: “Sepa usted que le voy a denunciar además por hacer esa comparación” (no hay que perderse el audio).

Que el alcalde actúe así ya no sorprende, pero sí, y eso es lo que cuesta entender, que nadie tome cartas en el asunto e impida que este hombre siga hurgando en la herida abierta de la percepción que de los políticos tienen los ciudadanos y continúe dañando la imagen del PP en Villaviciosa.

Por cierto, Juan Miguel Belmonte ha sido citado para el acto de conciliación en el Juzgado de Paz solo cinco minutos después de estar citado el propio José Jover para otro acto de conciliación por la famosa carta enviada a quien esto escribe. Actos de conciliación cada cinco minutos; no deja de ser curioso.

Acerca de Un periodista en Villa

Periodista y de Villaviciosa de Odón.
Esta entrada fue publicada en Mis blogs. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El alcalde se querella

  1. Manuel Panés dijo:

    Creo que el alcalde debería comprar con su visa un pack de rollos de cinta americana para ponérselo en la boca a ciertos representantes políticos, así evitaría estos sobresaltos y podria campar a sus anchas por su cortijo llamado Villaviciosa.

    Me gusta

  2. Maria Casamayor Parreño dijo:

    Es un impresentable. No se como le siguen votando.

    Me gusta

Deja un comentario (ver política de comentarios)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s