Condenado alcalde

IMG_0882Se acabó. La sentencia por la que se condenaba a José Jover por “intromisión ilegítima en la intimidad y en el honor personal y profesional” de este periodista, obligándole además a resarcirme con 9.000 euros y publicarla en un medio de comunicación local, ya es firme, debiendo inmediatamente ejecutar el fallo.

Después de más de tres años desde iniciado el proceso, la Justicia ha avalado por fin definitivamente mi decisión de no mirar para otro lado y plantar cara en los tribunales al alcalde más déspota que ha tenido Villa. Una decisión de la que me siento orgulloso (aunque sin duda me ha pasado una dolorosa factura personal), entre otras razones porque también el tiempo, y no sólo la Justicia, me ha dado la razón (he de reconocer que el propio Jover ha puesto especial empeño), hasta llegar al clamor que ahora existe en contra de tan nefasto personaje (hasta el punto de que podría caer antes de que finalice el año).

“En nombre de la libertad de expresión no cabe insultar a nadie, ni cabe la crítica en la forma innecesariamente grosera con que se expresa, máxime cuando procede de ciudadanos cualificados por su función pública o por su relevancia institucional y social, como es un alcalde que, a mayor abundamiento, se ha expresado en su condición de tal. Y con mayor razón cuando se trata de imponer la mudez del periodista, siendo que la libertad de información es la médula de un sistema democrático, la condición indispensable de su existencia y de su propia dignidad”.

Eso decía la jueza en la primera sentencia y quería recordarlo porque las tres últimas líneas lo explican todo. Le retratan a él, evidenciando su nulo respeto por la democracia, y a mí, porque define lo que siempre he defendido y ha sido mi principal motivación desde que decidí que quería ser periodista.

Y no quiero cerrar este post sin darle las gracias públicamente a Álvaro Díaz, periodista que fuera de la web local envillaviciosadeodon.es y vecino con mucho arraigo en el pueblo, que en su despedida decía, hablando de sus colegas de profesión: “Y siento que tengo que hacer una parada especial (…) en Miguel Ángel Prieto, la figura periodística -lo sepa él o no- que más me ha enseñado. En conversaciones privadas le he descrito como el Pedro Jota de Villa. Y ahora lo pongo por escrito: “No entienden que mi principal ideología es el periodismo”, me comentó una vez. Y cuando he dudado, que han sido muchas veces, esa oración siempre me ha venido a la cabeza para salvarme”.

Cuando has recibido tanta incomprensión por cumplir honestamente con tu función de periodista estas cosas te reconcilian con el mundo. Así que gracias Álvaro, porque -lo sepas tú o no- tu comentario lo agradecí especialmente.

 

 

 

Acerca de Un periodista en Villa

Periodista y de Villaviciosa de Odón.
Esta entrada fue publicada en Mis blogs. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario (ver política de comentarios)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s